martes, 24 de noviembre de 2009

PATCH ADAMS (tom shadyac)




Hunter `Patch` Adams ("Robin Williams") después de una depresión padecida en su adolescencia, decide seguir la carrera de medicina. Después de su graduación, fundó el Instituto Gesundheit, dedicado a una visión más personalizada del accionar médico. Su principal tratamiento es el humor. Utilizando métodos poco convencionales y locas sorpresas para calmar las ansiedades de sus pacientes y ayudarlos a sanar, Patch fué un pionero en la filosofía que se basa en tratar al paciente, y no solamente a la enfermedad. La compasión, el involucramiento y la simpatía, sostiene Patch, tienen tanto valor para el médico como los avances tecnológicos en la medicina. Una filosofía radical tanto ayer como hoy. Esta emocional y algo sensiblera comedia y tragedia será destrozada por los criticos pero probablemente apòyada por el público. Nuevamente una convencida actuación del multisolicitado Williams que desde su extraterrestre Mork no ha parado de trabajar, y ha logrado algunos excelentes trabajos.Corre el año de 1969 y Hunter "Patch" Adams (Robin Williams) se encuentra en una etapa particularmente difícil en su vida; era un hombre atormentado que en un momento de desesperación, decidió recluirse voluntariamente en un hospital psiquiátrico para así aliviar su pena.

Para su sorpresa -y para sorpresa de muchos- su estadía en el psiquiátrico resultó ser justo lo que Hunter necesitaba, pues en el hospital logra conectarse, por primera vez en mucho tiempo, con otras personas y es precisamente en ese momento cuando su proceso de sanación comienza y descubre que su verdadera vocación es ayudar a los demás.
Es por esto que Patch se enrola en la escuela de medicina Virginia Medical College, lugar en donde pone todo su empeño, se convierte en el mejor de su clase, obtiene las mejores calificaciones, al mismo tiempo que se imagina un sistema médico en el que también importe el bienestar mental y la calidad de vida del paciente; establece así las bases para su futura clínica Gesundheit en la que asistirá a los pacientes más necesitados, quienes no recibían un cuidado apropiado en el resto de los hospitales.
Ahora, los problemas vendrían de parte de la Junta Directiva del hospital, al ser llevado a juicio por practicar la profesión, sin licencia.

1 comentario:

rmleall dijo...

Queda demostrado que la medicina no es sólo un cúmulo de conocimientos y experiencias sobre el cuerpo humano y sus dolencias y el modo de actuar para paliarlas y mejorar la salud, sino ante todo un trato entre personas, una de las cuales necesita ayuda y la otra está en disposición de brindársela en la medida de sus posibilidades. No se trata solamente de tratar los cuerpos, sino también las almas y los corazones. Objetivo realmente difícil a causa de la masificación, de la falta de presupuestos destinados a la Sanidad y a que hoy día todo está muy burocratizado y hemos sido convertidos en números y códigos.
Está comprobado que la alegría, la risa y la felicidad prolongan la vida porque son la mejor terapia para el cuerpo y la mente.
Patch eligió experimentar por ese poco explorado camino de la medicina.
El médico de mi infancia no se saltaba normas ni era irreverente, pero regalaba una ternura que llegó a las fibras de un pueblo entero. Él reía con la gente, escuchaba sus problemas, les daba consejos para todo, lloraba sin sentir vergüenza de ello, se culpaba por muertes que él creía que podían haberse evitado. Muchos lo vieron derrumbarse ante jóvenes trágicamente fallecidos, ante amigos de toda la vida, muchos lo vieron tomar la mano de moribundos y permanecer a su lado hasta el último aliento.
Mi madre me contó que, cuando mi abuelo paterno murió, el médico le había cogido una mano y no se la soltó hasta el final, y todos vieron las lágrimas brotando de aquellos ojos que habían presenciado tanto sufrimiento.
Nunca hemos olvidado a ese ángel que vino a traer consuelo a este pedazo del mundo.
Todos los que lo conocieron, que fueron muchos, hablan de él con reverencia.
Todos lo echamos de menos todavía.